Este tiempo en casa nos ha dejado un gran aprendizaje, por ejemplo, nos dio herramientas para saber que podemos ser más fuertes y capaces.

También nos regaló la oportunidad de reinventarnos, poder disfrutar de nuestra familia y aprender a descubrir nuevas habilidades.

Mayo ha sido un mes en positivo porque así elegí vivirlo. La cuarentena se mantuvo para todos pero comenzamos a hablar de esperanza llenándonos de mejores noticias.

  1. Panamá salió más fortalecida que nunca, nuestros médicos y profesionales comenzaron a trabajar en propuestas para mejorar la salud de los pacientes con Covid19. Se ideó el protocolo de plasma convaleciente y entrevistamos a los ingenieros de la Universidad Tecnológica de Panamá para conversar sobre el nuevo prototipo de humidificador solicitado por el MINSA.
  2. Honramos el mes de la Esclerosis Múltiple con una agenda de contenido creado para darle inicio a mi compromiso de contarles la historia con esta condición y ayudar con esperanza a todos los pacientes.
  3. Surgieron muchas #IdeasEnPositivo llenas de solidaridad que permitieron hacer más fácil la cuarentena de todos. Decidimos premiarlas en un concurso con Samsung Latinoamérica, y además esta empresa líder desarrolló un primer prototipo de Escuela Virtual para comunidades vulnerables en Panamá.

Lo cierto es que nunca dejamos de movernos y a pesar de los desafíos me siento orgullosa porque en mayoría decidimos seguir trabajando por un Panamá en Positivo. Ese es mi deseo para todos ante cualquier circunstancia, que mantengamos la fe en nuestros talentos para seguir siempre en movimiento.