Quiero darles las gracias a todas las personas que me han ayudado en mi crecimiento personal. Este año 2019 ha sido un año de muchos retos y crecimiento, en el que tuve que aprender muchas cosas para mejorar mi marca personal, aprender a confiar más en mis instintos.

Quiero también agradecer a la Marisol niña por siempre empujarme y no perder esa ilusión que me hace ser yo, pero que va mezclada con la Marisol adulta, que ha aprendido a levantarse siempre y tener la madurez de protegerse. Estoy segura que este año 2020 estará lleno de retos y crecimientos, espero que puedan acompañarme en estas nuevas aventuras y en todo lo que me proponga, ustedes son parte esencial en mi vida.

Les comparto alguna de mis aventuras de este año. Deseo que encuentren lo que les llene su corazón y que junto a los suyos caminen en la dirección que los haga crecer como seres humanos y desarrollar esas habilidades blandas. Creer en ti mismo es la clave, el principio de este viaje con altas y bajas.

Los amo con todo mi corazón y les deseo lo mejor para este 2020.

Mariguizado